Finding Dory – Review

13 años después tenemos la secuela de Finding Nemo

0
604

No les vamos a negar que cuando nos dispusimos ver a Finding Dory estábamos predispuestos, pues si bien es innegable la capacidad de Pixar para crear estupendas películas animadas, es igual de cierto que el estudio no ha tenido una buena racha en lo que a secuelas se refiere y si sumamos que esta llega 13 años después y traída de los pelos, la formula nos daba a que Pixar solo quería conseguir un dinerito fácil.

Con el animo descrito arriba vimos a Finding Dory y su premisa que se antoja como una especie de copia holgazana de la de Finding Nemo, en la que de manera repentina Dory empieza a tener unos recuerdos acerca de haber perdido su familia y se embarca en una aventura para encontrarla, tampoco nos convencía mucho, pero la ejecución de esta película salva grandemente esta película que aunque no es perfecta es mucho mejor que lo que esperábamos de la suma de sus partes.

Iniciemos con la animación y la ejecución visual de Finding Dory y es que asombra grandemente los niveles de perfección a los que llega Pixar hoy en día, es deslumbrante la cantidad de detalles de los escenarios marinos, al punto tal que en los pocos momentos en que no hay peces o humanos en pantalla podría confundirse con imágenes verdaderas del fondo del océano, de igual manera la animación de los personajes es sobresaliente y se ayuda gracias a una solida interpretación de los actores que aportan las voces.

El pecado mas grande de Finding Dory es quizás su historia, pues sin tapujos copia la premisa de su predecesora (Finding Nemo) y peor aun, de la nada se crea esta situación de Dory quien sin razón aparente empieza a experimentar unas visiones sobre su pasado y sobre como se había separado su familia. Todo lo demás acontece de manera muy conveniente y pudieron ahorrase unos cuantos clichés que con el tiempo se hacen mas difíciles de tolerar.

Salva el día el hecho de que esta película fluye muy bien, de hecho podría resultar hasta un poco frenética o acelerada y si logras sobrevivir las decenas de veces que Dory le dice a todo el mundo que perdió su familia, es muy probable que pases un muy buen rato. La personalidad tierna y ocurrente de Dory es un excelente gancho para atrapar a la audiencia y volver a ver a Nemo y Marlin es también un aporte a lo positivo.

Cerramos diciendo que Finding Dory resulto ser mucho mejor que lo que esperabamos y a pesar de sus dolencias, si dejas pasar la falta de identidad de la premisa, te llevaras una entretenida experiencia que tiene de trasfondo un bonito mensaje sobre la importancia de la familia y un mensaje sobre la importancia del cuidado del medio ambiente.

Recomendada a los que gustan de Pixar y de este tipo de películas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here